!

!

Son simples las razones del por que te quiero., porque haces que  sienta armoniosa mi voz. Porque mis enojos te resultan graciosos,  porque me ayudas a recoger palomas heridas  mientras caminamos, con esa mirada llena de piedad con la que miras el mundo con los ojos embobados con los que te contemplo. (más…)